sábado, 22 de octubre de 2011

Curso de albañilería para presos condenados

Por Ing. Juan C. Starchevich

En Alcaidía de la ciudad de Charata, provincia del Chaco, estoy dictando un curso de albañilería a un conjunto de internos que están cumpliendo condena. Es un grupo de 15 a 18 personas, dentro de las cuales la mayoría son jóvenes. Cada cual tiene su causa y su historia, al mismo tiempo, existe en varios de ellos el deseo de superarse, cambiar de vida, reinsertarse en la sociedad de un modo diferente para no volver a perder jamás la libertad, y aunque este criterio es muy importante, existe en muchos de ellos el deseo de aprender algún oficio, porque la libertad en sí misma no tiene significado si no viene acompañada con algo interior en las personas que se traduce en vocación, dones y talentos dispuestos a ser descubiertos y expresados de forma clara y precisa, permitiendo vivir en forma plena aquello que se nombra como: Dignidad Humana.

Este curso tiene una duración de dos meses y me está faltando la última semana para terminar el compromiso de septiembre y octubre. Es un plan nacional que pasa por la Gerencia de Empleos y la administra la UOCRA, la cual me ha designado como docente en este tema.

La albañilería que se enseña es la más básica, puesto que en tan poco tiempo no se puede abarcar toda la excelencia de este oficio, por lo tanto he decidido construir una pared de mampostería de ladrillos comunes de distintos espesores, fundada en cimientos según se indican en los códigos y reglamentos de construcciones, cosa que la mayoría de los constructores están perdiendo este criterio exponiendo la edificación casi sin cimientos.

Los reglamentos y códigos de construcciones exigen fundar a una profundidad no menor de 0,80 o 1,00 metros, porque a esa profundidad encontraremos un suelo firme, humedad constante; sin riesgos de congelamiento ni variación de humedad por filtración superficial, presentando un suelo inalterable que nos garantiza muchos años de durabilidad e integridad de la edificación. Hoy notamos que los albañiles solo excavan profundidades de 20 o 30 centímetros para hacer los cimientos; además usan espesores muy pequeños de fundación y creen que con una viga de encadenado pueden resolver todos los problemas.

Nuestro objetivo es construir una pared cerrando un ambiente limitado por dos paredes existentes, una de ellas es de mampostería de 0,30 con una data quizás superior a 60 años y la otra construida con bloques de cemento con una data de pocos años.

Al comenzar las prácticas, luego de las dos primeras semanas de teoría, había proyectado construir un cimiento de 0,60 m de ancho y 0,80 m de profundidad. Nos dio la curiosidad de excavar para ver la profundidad de los cimientos existentes y encontramos lo siguiente: La pared más antigua, que solo es un muro de 0,30 de espesor y 3,00 m de altura, no soporta ninguna carga más allá de su propio peso, está fundada a 1,00 m de profundidad y un ancho de 0,60 m. La otra pared, la de bloques de cemento es parte de un aula que soporta el peso del techo. Esta tenía una profundidad de 0,30 m con el mismo ancho de la pared.

Adoptamos para nuestra pared un cimiento fundado a 1,00 m de profundidad y 0,60 m de ancho. Apisonamos con cascotes de ladrillos, luego un hormigón de cascotes de aproximadamente 5 cm de espesor para trabajar con limpieza; luego colocamos una armadura de hierros del 6 y volcamos el hormigón de cemento construyendo una zapata corrida de 0,60 m de ancho por 0,10 m de espesor. Luego construimos la mampostería de cimientos (toda de 0,30), con una capa aisladora envolvente. La mampostería de elevación es de 0,20, la más difícil, para adquirir mayor destreza. En esto aprendieron a manejar plomadas, niveles de mano, niveles de manguera, hormigones, revoques, hidrófugos, reglas, cucharas, grampas, fratachos, morteros de asientos, entre otras.

Me pidieron, además, conversar de formación humana, entonces voy los sábados de 14,00 a 15,30 hs y hablamos del tema, pues las construcciones deben hacerse por fuera y también por dentro para que el edificio humano quede en equilibrio.

Preparé un video de parte de la obra, lo filmé con mi celular...



Los lectores también visitaron:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario