jueves, 14 de marzo de 2013

Eligieron un Papa Negro

Francisco
Algunos afirman que las profecías indican que el último Papa será negro.

El General de la Compañía de Jesús (Cabeza de los Jesuitas), era muy requerido por los Papas en la historia. Los Jesuitas tenían mucha influencia en la Iglesia Católica, además tienen el cuarto voto que es la obediencia al Papa. Como el Papa viste un hábito blanco y los Jesuitas un hábito negro, se los llamaba el Papa Blanco y el Papa Negro, independientemente del color de la piel.

El Cardenal J Bergoglio, actual Papa Francisco es Jesuita, cosa rara para la Iglesia y para la Compañía de Jesús, porque su Fundador Ignacio de Loyola no permitía a los sacerdotes de su orden que sean obispos.
P. Teilhard de Chardin

Personalmente me siento muy complacido que hoy puedan ser obispos y papas porque admiro muchísimo a esta orden religiosa. Los Jesuitas han inspirado las modificaciones y actualizaciones del actual Catecismo de la Iglesia Católica mediante el sacerdote Pierre Teilhard de Chardin, a tal punto que muchas veces se lo llamaba Catecismo Teilhariano.

La mayoría de los libros son de autores jesuitas; Los retiros espirituales más importantes los crearon ellos. Pienso que son los que más saben en la Iglesia Católica y en el mundo; Por último, debemos tener en cuenta que estos sacerdotes jesuitas también son profesionales universitarios, o sea que tienen como mínimo dos títulos: sacerdote y profesión universitaria, por ejemplo: médicos, sicólogos, ingenieros, abogados, etc.

Este Papa, además de tener todo lo que rodea a todos los Papas, tiene toda la Compañía de Jesús que lo van a contener, ayudar y velar por él.

No está nada mal llamarlo “El Papa Negro” al Papa Francisco, por ser sacerdote jesuita, en honor a sus Generales de la orden que tanto bien han hecho a nuestra Iglesia.

¿Se fundirá el mundo? Espero que así sea,
para que de una vez por toda arda el fuego del Espíritu Santo en toda la Creación;
para que de una vez por toda reine la justicia y la verdad en toda la faz de la tierra;
para que la Sabiduría de Dios llene toda la tierra.
Para que reine Jesús, nuestro Señor.
Para que reine el amor, la justicia, la paz.
Para que tu corazón y el mío muestren las manos de su hacedor, aquel que hizo todas las maravillas del mundo, aquel que es la belleza, aquel que es el amor.
Amén.

Juan C. Starchevich

No hay comentarios.:

Publicar un comentario