martes, 15 de julio de 2014

La magia de nosotros dos

Una sonrisa alumbra la belleza de tu pelo
y resplandece en tus ojos la alegría y el deseo.

Esos labios tan carnosos que me incitan a morderlos
se me entregan suavemente en mi boca con tus besos.

Qué tamaño tan perfectos el volumen de tus pechos
y de forma tan preciosa que los creo son perfectos.

Va una curva tan graciosa dibujándolo a tu cuerpo
en tus piernas, en tus nalgas, tus tobillos, como un sueño.

Cuando hacemos el amor me acaricias con tu cuerpo,
con tu mente, con tu alma que se funden en deseo

Quizás yo sea manantial de tu corazón sediento
que me muerde, que me estruje, que me excita en tu silencio.

Me guardas en tu interior apretándome con fuerza,
adueñándote de todo, de todo por completo.

¡Qué danza la que bailamos cuando hacemos el amor!,
al ritmo de nuestra música, el deseo y la pasión
que vacía fácilmente tu interior, mi interior
y se llena de gran gozo tu corazón, mi corazón
en esa danza de suave magia cuando hacemos el amor.

Juan C. Starchevich

No hay comentarios.:

Publicar un comentario