miércoles, 12 de mayo de 2010

¿Cómo lo rezo al Rosario de la Esperanza?

por Juan C Starchevich
Todos los niños deberían ser como ella. Ya tenemos el modelo, solo hay que ponerse a trabajar... Porque, tres cosas tiene el amor que no se pueden olvidar: "Que Dios nos amó primero; Que hay que darse por entero y Ponerse a caminar".

Un pensamiento personal

La Mujer es Esperanza y el Hombre es Palabra. Desde la Palabra surge la Esperanza, y cuando ella se hace carne, se encarna en ella la Palabra.

Debemos tener presente que María siempre fue y es esperanza, desde el principio de su vida. Más aún, podemos decir que María es la Esperanza que se hizo Mujer, es la encarnación de la esperanza que luego en ella se encarna el Verbo Divino. Podríamos arriesgar a decir que en el seno de Santa Ana, madre de María, la esperanza se hizo carne y habitó entre nosotros, se llamó María y fue vientre materno y sagrario de la Palabra de Dios que se hizo Hombre. Esto significa que Jesús es la Palabra que Dios le quería decir al mundo: “amaos los unos a los otros como yo os he amado”. La Palabra de Dios es como una semilla, una semilla que, cuando cae a tierra, muere pero al mismo tiempo recobra vida y resucita multiplicándose. La Palabra de Dios nace en la esperanza, muere en la esperanza y resucita en la esperanza, una nueva esperanza, una esperanza resucitada, una esperanza de gloria que conduce al hombre y al mundo hacia el sentido último de su existencia transfigurándolos. Esto significa que se ha transformado al sentido último en esperanza de gloria, el regreso al Padre Celestial.

María es la Esperanza de Gloria por decisión de Dios para consuelo de todos sus hijos, es como un nuevo vientre que nos transforma mientras nacemos de nuevo. Así como fue vientre de la encarnación del Salvador, ahora y de modo glorioso, es vientre de resurrección. Es ese vientre donde se está gestando el hombre nuevo creado a imagen y semejanza de Dios. La Iglesia Católica es ese vientre, el vientre de María Gloriosa, Esperanza de Gloria, donde se está gestando la Comunión en Cristo. Es el vientre embarazado de Eucaristía.

La Iglesia Católica es el vientre de María Gloriosa embarazado de Eucaristía, con dolores de parto, pronto a dar a luz.

María, Esperanza del Mundo, cubre todas sus advocaciones, cualidades y virtudes, desde su Inmaculada Concepción, Virgen Niña, Lourdes, Fátima, de la Medalla Milagrosa, Guadalupe, del Carmen, del Perpetuo Socorro, Auxilio de los Cristianos, que Desata los Nudos, del Valle, de San Nicolás, de Luján, Stella Maris…, hasta Virgen de Medjugorje (Reina de la Paz), siendo esta la manifestación más reciente de su presencia que contamos, y quizás sea la última. Es posible que la próxima vez ya no venga sola, sino con su hijo, nuestro Señor. Estén atentos y recen el Rosario.
--o--
-AGREGADO el 4 de Noviembre de 2010-
TENGO ENTENDIDO QUE: Las apariciones más importantes de María, bajo las distintas advocaciones, se han dado a las 6 de la mañana, las 12 (medio día), y la última, a las 6 de la tarde en Medjugorje. Solo falta 12 de la noche (hora cero), el final de algo viejo y principio de algo nuevo.
También han habido apariciones "muy importantes" en otros horarios, por ejemplo la hora 3(tres de la mañana y de la tarde) y 9(nueve de la mañana y de la noche). Además de esto, se ha aparecido en otros horarios intermedios, como rellenando y reforzando a las otras. Solo falta cerrar el reloj.
La hora cero (12 de la noche) es un buen horario para rezar el Rosario de la Esperanza (reforzando a las 3 de la mañana).
--o--
Insisto. Todo esto es solo un pensamiento personal, solo son apreciaciones en voz alta que los comparto contigo que estás leyendo. En lo que acierto: ¡Gloria a Dios!, y en lo que yerro: “paciencia”.

Los que no saben rezar el Rosario pueden aprenderlo en: ¿Saben rezar el Rosario?>>

Los misterios y las meditaciones se encuentran en: Misterios de la Esperanza>>



Vamos a la forma propuesta para rezar el Rosario de la Esperanza

Este Rosario, en cada oración, honra a la Santísima Trinidad: Dios único y eterno en tres divinas personas, Padre, Hijo y Espíritu Santo.
Recordemos que al estar en comunión con Cristo formamos parte de la Comunión de los Santos, significa que aunque estemos solos nunca estamos solos, y al rezar lo hacemos con todos ellos, incluso lo hacemos con los 9 coros celestiales (Serafines, Querubines, Tronos, Dominaciones, Virtudes, Potestades, Principados, Arcángeles y Ángeles). A REZAR CON FE Y MUCHA ALEGRÍA!!!
* Comenzamos pidiendo perdón por nuestros pecados y anunciamos las intenciones por las cuales rezamos el Santo Rosario, por ejemplo: en desagravio a la Santísima Trinidad, al Sagrado Corazón de Jesús y María, a Jesús Sacramentado... y pidiendo los 7 dones del Espíritu Santo y ¡¡¡sus frutos!!!

1º Misterio: La vigilia de la anunciación
Rezamos con: los santos apóstoles, santos mártires, bienaventurados del cielo y almas del purgatorio.
  • Padre Eterno yo te ofrezco el cuerpo y la sangre, el alma y la divinidad, de tu amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, como propiciación de nuestros pecados y los del mundo entero.
  • Por su dolorosa pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero
  • Padre nuestro que estás en el cielo…
  • Tuyo es el Reino, tuyo es el Poder y la Gloria por siempre Señor.
  • Santo, Santo, Santo, Señor Dios de los ejércitos; llenos están en cielo y la tierra de tu Gloria
  • 10 Avemarías, anteponiendo en cada una de ellas alguna advocación o virtud desde su nacimiento hasta el anuncio del Ángel.
    Por ejemplo: María sin pecado concebida, Virgen Inmaculada, Virgen Niña, Llena de Gracia, etc.
    Decimos: (Virgen Niña) Dios te salve María, llena eres de Gracia….
  • Santo Dios, Santo fuerte, Santo inmortal; ten compasión de nosotros.
  • Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo…
  • Oh Jesús mío, perdona nuestras culpas, líbranos del fuego del infierno; lleva al cielo a todas las almas y socorre, especialmente, a las más necesitadas de tu misericordia.

2º Misterio: La vigilia del nacimiento de Jesús
Rezamos, también, con: los Serafines y los Querubines.
  • Padre Eterno yo te ofrezco…
  • Por su dolorosa pasión…
  • Padre Nuestro…
  • Tuyo es el reino…
  • Santo, Santo, Santo…
  • 10 Avemarías, anteponiendo en cada una de ellas advocaciones o virtudes durante todo su embarazo. Por ejemplo: Llena de Gracia, Bendita, Madre de la Divina Gracia, Nuestra Señora de la Esperanza, Sagrario viviente de la Santísima Trinidad, etc.
  • Santo Dios…
  • Gloria…
  • Oh Jesús mío…
3º Misterio: La vigilia del Anuncio del Reino de Dios
Rezamos, tanbién, con: los Tronos y las Dominaciones.
  • Repetimos todo y en cada Avemaría anteponemos cosas de María desde el nacimiento de Jesús hasta su bautismo en el Jordán, ejemplos: Dulce y tierna madre del Niño Jesús, Maestra de las Virtudes cristianas, Señora de la Sagrada Familia, etc.
4º Misterio: La vigilia de la Resurrección de Jesucristo
Rezamos, también, con: las Virtudes y las Potestades.
  • Repetimos todo lo anterior y en cada Avemaría anteponemos virtudes y advocaciones de María desde la vida pública de Jesús hasta su muerte en la cruz.
5º Misterio: La vigilia de Pentecostés
Rezamos, también, con: los Principados, los Arcángeles y los Ángeles.
  • Repetimos todo lo anterior y en cada Avemaría anteponemos todas las advocaciones Marianas que se conocen.

- Finalizamos la coronilla con el Salve

- Rezamos por las Intenciones del Papa

- Finalizamos el Rosario con el Credo y la señal de la Cruz.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario