jueves, 11 de noviembre de 2010

Algunas intimidades del ajedrez político

"¿Habrá pensado en estas cosas Cristina Fernández mientras volaba rumbo a Seúl en el Bombardier Global XRS, la máquina más lujosa del mundo que tiene una capacidad exclusiva para 13 pasajeros? Si hay miseria que no se note."

por Adam Pedrini (Resistencia Chaco)

El Partido Radical, de raigambre nacional y popular, fue creado con el concepto de que crezca sobre la base de la horizontalidad política, aunque fueron verticalistas cuando surgieron grandes caudillos como Leandro N. Alem, Hipólito Irigoyen y Raúl Ricardo Alfonsín.
La política argentina es una verdadera picadora de carne, o por allí aparece un infarto imprevisible que hace cambiar en segundos el escenario político donde nadie preveía cambiar la obra que ya estaba montana y lista para que se abra el telón.

Los amigos radicales, están en la puja por la candidatura presidencial entre Cobos y Alfonsín, aunque el primero haga recordar mucho a Fernando de la Rúa. Alguien que quien se disputar espacios de candidaturas presidenciales va acrecentando su poder partidario es el senador Ernesto Sanz, duro con el oficialismo cuando habla para la tribuna en la televisión, pero negociador nato cuando reservadamente negocia con el oficialismo.

Por lo que se ve desde la óptica no radical, Ricardo Alfonsín crece en la militancia y cada vez más agita sobre su figura bonachona y de buena persona, el interés de los medios, su carisma en las universidades que es innegable e intensa y su discurso se expande cada día más.

Dentro de esta lectura, el talón de Aquiles vulnerable para el radicalismo está en la Provincia de Buenos Aires, donde no encuentran un candidato que pueda hacer una muy buena elección, aunque sin pretender el triunfo. Es por ello, que Julio Cobos, viene desde hace meses, tanteando la permeabilidad posible de Francisco de Narváez. La verdad, es que el candidato ideal sería, Ricardo Alfonsín, pero éste está lanzado al premio mayor de las elecciones: la Presidencia de la República.


El kirchnerismo prostibulario

Los intereses de quienes se inscriben en el espacio K son otra cosa lamentable. Sus dirigentes están incentivados no por una mística política y banderas de solidaridad y comunión de ideales nacionales y populares, sino por las prebendas bastardas de una larga cadena de cargos, promesas de candidaturas municipales, provinciales y nacionales y concesión de favores y otros ítems non santos. Es éste, muerto Perón que galvanizaba al peronismo, un fenómeno que se debe inscribir en lo que puede denominarse una concesión de favores. Es un fenómeno vinculado con la oferta de inserción política. Algunos son atraídos por el casamiento gay, la legalización del aborto, la dura política desatada y llevada a cabo por el ex Presidente fallecido en cuanto al desempeño de factores de poder como las Fuerzas Armadas, Iglesia Católica, empresarios y algunos diarios, durante el Proceso Militar. Sin lugar a dudas nietos del secentismo, hijos putativos de madres y Abuelas de Plaza de Mayo y por antonomasia, adoradores de la figura del Che Guevara. Son juveniles, son contestatarios y son modernos.

Pero mezclados con ellos están los denominados herejes, los que vienen de la UCEDE, cómplices serviles del Proceso Militar. El abanderado de este eslabón es Amado Boudou y el titular de la ANSES, Diego Bossio. Los dos son entrañables falderos de la señora Presidente y venden el contacto con la “Jefa”, a los Intendentes bonaerenses y otros favoritos. El lugarteniente de Bossio, es alguien que se llama Rodrigo Ruete, secretario general del máximo organismo provisional. Ambos vienen de la Agrupación General San Martín y la Fundación Contemporánea, conducida por un señor que responde al nombre de Simón Bestani, un dirigente nacionalista de ultra derecha. Bestani los llevó a Mendoza a trabajar con el desprestigiado gobernador Celso Jaque en funciones de gobierno.

El señor Ruete fue becado en Madrid y adoctrinado por la derecha católica fundamentalista, de la que formó parte.

En lo que respecta a la famosa agrupación “La Cámpora”, Máximo Kirchner, que le gusta el dinero como a su padre, pero no transpirar la camiseta en política, delegó las funciones de cabeza de la misma, al diputado por la ciudad de Buenos Aires, Juan Cabandié. Enseguida se acercó al calor oficial otro joven, Andrés Larroque. Otro joven K, José Ottavis, prefirió estar debajo del ala de Amado Boudou. Sus funciones son las de encargarse de administrar fideicomisos que se encuentran dentro del denominado “Fondo de Capital Social”. Larroque mientras tanto no quedó al descampado. Fue designado Subsecretario para la Reforma Institucional y Fortalecimiento de la Democracia que depende de la Jefatura de Gabinete. En cuestión de imaginación para crear cargos rentados y muy buenos, no existe nada igual que el kirchnerismo.

Los “dirigentes” de “La Cámpora”, todos tuvieron su tajada de torta. Veamos. Mariano Recalde, Presidente de Aerolíneas Argentinas y Eduardo de Pedro, Director; Iván Heyn, Presidente de la Corporación Puerto madero, Marciana Gras, Subsecretaria del Consejo nacional de las Mujeres y Laura Briaza, Directora nacional de la Juventud.

Mientas pasan los días, tanto radicales como socialistas tejen su manto unitario. Pino Solanas, piensa por ahora en una candidatura testimonial, mientras Mauricio Macri, sigue en conversaciones con Felipe Solá, Francisco de Narváez y han agregado –hasta ahora- en las sombras al hombre de amianto Daniel Scioli.

En medio de todos estos laberintos, está el pueblo argentino. Están los que las pasan bien y los que están muy mal. Las víctimas de la incapacidad de Aerolíneas Argentinas en Ezeiza, en los trenes subsidiados como estafa mayor al Estado y sus cómplices, los que deben soportar los piquetes, los que tiemblan por la inseguridad existente, las padres que sufren viendo a sus hijos prisioneros del paco. Ellos son en definitiva los que va a definir el resultado de las elecciones.

¿Habrá pensado en estas cosas Cristina Fernández mientras volaba rumbo a Seúl en el Bombardier Global XRS, la máquina más lujosa del mundo que tiene una capacidad exclusiva para 13 pasajeros? Si hay miseria que no se note. En Seúl tampoco tendrá una fiesta. Allí, no se espera nada de su visita.

1 comentario:

  1. Lo que se olvida de mencinar Adam Pedrini en esta reflexion es al Sr. Moyano, que haran los politicos oficialistas con el impresentable, y los PJ disidente?. Podrá seguir ejerciendo este poder politico un sindicalista de neto accionar del apriete?,dara las respuestas a la justicia en las cuasa que tiene?
    Aerolineas con los inconevenientes dejó de facturar 3000000 de dolares, pierde uno por día, la manejan bien. Aeriolineas tiene 1000, digo bien 1.000 pilotos y solo 60 aviones, el representante de la Campora lo esta haciendo bien? Porque no dice Perez Tamayo toda la verdad?cuenta con el apoyo de la Sra presidente? Monzon

    ResponderEliminar