martes, 30 de noviembre de 2010

El gobierno kirchnerista en un tembladeral

por Adam Pedrini, para Criterios de Pensamientos.

Se dice que los ladrones respetan la propiedad. Solo desean que la ajena se convierta en propia, para respetarla mejor.

Viendo impotentes lo que sucede ininterrumpidamente en nuestra Argentina, cuando vimos pasar Presidentes y funcionarios de primer nivel que son ladrones y rateros, pensamos con sana envidia lo que dijo el padre de la patria norteamericana George Washington:

“Espero tener siempre suficiente firmeza y virtud para conservar lo que considero que es lo más envidiable de todos los títulos: el carácter de Hombre Honrado”.

Recordamos este pensamiento del prócer, a raíz de un nuevo contexto que acaba de explotar mediáticamente y que no es otro que el escándalo de los correos electrónicos de Manuel Vázquez asesor privadísimo, mano derecha y armador de todas las estafas al Estado Nacional y coimas establecidas por Ricardo Jaime desde la Secretaría de Transportes de la Nación y que según testigos presénciales, dicen que todos los días parte de lo recaudado era trasladado en una valija para ser entregado al nuevo Ceferino Namuncurá argentino, llamado Néstor Kirchner.

Antes de su muerte, Kirchner se había enterado de la existencia de estos e mails recuperados por técnicos de la UBA, pero en el fondo de su ser, confiaba en que el juez Norberto Oyarbide, -magistrado cuestionado, pero al decir de muchos, es un incondicional permanente de quien ostente el poder-, los iba a mantener en carácter de reservados y secretos. Pero siempre en la vida hay una primera vez. Ninguno de los dos presuntos cómplices – Kirchner y Oyarbide- imaginaron que un Fiscal audaz, honesto y con cojones, los iba a copiar para repartirlos entre algunos periodistas.

Pocas horas antes de su fallecimiento, Kirchner, que según Cristina “se inmoló por la felicidad de su pueblo”, habría recibido una llamada telefónica de Oyarbide, poniéndolo en conocimiento de la mala noticia. Por si esto fuera poco, le habría agregado la información, de que en esos momentos, periodistas del diario “La Nación” ya estaban trabajando en la investigación sobre los comprometedores y escandalosos correos. Dicen algunos, que ante la gravedad de la situación, Kirchner bajó los decibeles de su furia y su soberbia y se vio precisado a establecer contacto con los directivos del diario para iniciar una negociación que pudiera acallar el escándalo A nada se llegó porque la muerte súbita del santacruceño, impidió toda conversación..

Lugo de su entierro, los editores de La Nación respetaron el duelo y decidieron no publicar nada sobre el contenido de las computadoras de Vázquez.

En el momento crucial faltó Néstor, el gobierno no tenía capacidad alguna de iniciativa, pero si la tenía y estaba atento como un cazador que va a eliminar a su presa. Héctor Magnetto, quien sigue en guerra sin pausa, ahora ante el nuevo escenario apunta a que la presidente termina su mandato, pero dejarla sin posibilidades algunas de ganar la reelección.

Magnetto, preocupado por la extensión del duelo por parte de los directivos de La Nación, decidió y ordenó a sus periodistas que comenzaran a lanzar la poca información que tenían en ese momento. Consiguió con su estrategia lo que esperaba que sucediera. La Nación salió al otro día y comenzó el diluvio de información que promete dejar mareados a medio gobierno. Lo publicado no es todo. Hay datos que todavía no fueron publicados que son verdaderamente contundentes y que van a deteriorar para siempre la “purificada” imagen de Kirchner, y que sin lugar a dudas van a arrastrar a la justicia a importantes funcionarios y empresarios.

En el gobierno, se prendió la luz roja, porque el abogado de Ricardo Jaime, Andrés Marutian –excelente profesional que defendió al general Roberto Viola, en el juicio. a los Comandantes del Proceso Militar- no solo hizo saber a hombres del primer nivel del gobierno, que Ricardo Jaime está a punto de “quebrarse”, sino que le comunicó a cuatro jueces federales que “esta causa puede voltear al gobierno”.

El eterno operador del Presidente de turno, el “chueco” Juan Carlos Mazzón, un hábil operador político y “padrino” del chaqueño Rafael González, salió con urgencia a recorrer todo el arco peronista para pedir auxilio. Les explicó inclusive a los dirigentes del Peronismo Federal que la situación del gobierno y de la propia Cristina no es lo que se pinta y dicen que terminó diciendo “Estamos mal y el peronismo nos tiene que ayudar a que ella termine el mandato, con el compromiso de que nadie la va a tocar judicialmente”

Describió al gobierno como algo errático, que solo intenta controlar la coyuntura. Comentó inclusive –según afirman quienes estuvieron en la reunión. “que la salud de De Vido, de ha deteriorado gravemente no solo por la diabetes, sino por la aparición de una grave enfermedad que le baja las defensas”.

Todo lo que dijo el operador, impactó a sus interlocutores. Dicen que habló de la intimidad de la presidente, el dinero de la familia y los valijeros que ahora no saben que hacer con el dinero negro que reciben.

Los lectores, se acuerdan cuando Cristina se postuló como candidata a Senadora Nacional por la Provincia de Buenos Aires, y en un acto realizado en el Teatro Provincial de La Plata, refiriéndose a Duhalde lo calificó como “El Padrino, digno de una película de Frank Coppola?

El epitafio en la bóveda de Alejandro Magno dice: “Una tumba es ahora suficiente para aquel que el mundo entero no le era suficiente”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario