miércoles, 28 de octubre de 2009

Padres en la Ruta, un signo de vida por la vida


Interesante noticia de esta nueva “militarización civil”, es una militarización diferente, es la "Militancia de la Paz".
Sus armas son “el amor”, el amor es responsabilidad, cuidado por el otro, respeto profundo...
Más que un pueblo seguro, prefiero un pueblo de paz.
¡Dios bendiga a los hombres y mujeres de buena voluntad! (Juan C. Starchevich)

Los invito a leer, disfrutar y COMPROMETERSE:

Un signo de vida por la vida, por Prof. Jorge Rubén Mora (Charata, Chaco)

En todos los tiempos es necesario leer los signos que la realidad nos marca, realidades que tienen que ver con un presente a veces de alegrías y progreso y otras con tristezas y sufrimientos. Este es el caso del nacimiento de Padres en la Ruta.
Ante una problemática juvenil, ante una cultura de la muerte, que mata a muchos de nuestros jóvenes en accidentes de tránsito; la lectura y preocupación de un grupo de padres que ante situaciones trágicas, muchas veces, hace que se movilicen y se unan para dar respuesta a lo, que para todo ser sensible, es doloroso e incomprensible.
Como docente de una escuela técnica de los grados superiores; y ante el planteo de los jóvenes que me preguntaron a quemarropa; usted profe nunca se agarró una curda de joven..? a lo que yo contesté que sí, pero que mis curdas como la de los jóvenes contemporáneos eran ocasionales y hasta nos sorprendían muchas veces, a diferencia de hoy que las mismas son total y absolutamente programadas, y por lo expresado por ellos mismos, sin alcohol no hay diversión...! Preocupante no?
A todo esto uniéndome a este grupo de padres y con único objetivo, fijar presencia y acción ante esta nueva moda de la muerte, porque convengamos que el alcohol es la puerta de un montón de otros excesos que son aún más nocivos que la curda misma; convenimos acompañar con operativos de contralor de alcoholemia, todos los fines de semanas y en circunstancias especiales, bajo el lema “ ”
Estamos en un tiempo de maduración, tratando de hacer lectura de nuestros errores, tomando las críticas constructivas y tratando de contrarrestar nuestros puntos débiles.

Nos hemos encontrado en este caminar, con la alegría de la comunión en el trabajo, el apoyo y acompañamiento de organismos oficiales, como la Municipalidad y la Policía del Chaco, el reconocimiento de padres y cientos de jóvenes que nos alientan a seguir; pero también con las piedras que siempre aparecen en el camino, tales como la impunidad de ciertos personajes, que se creen dueños de la ciudad, muchos de ellos con claros intereses comerciales sobre el consumo de alcohol y otras sustancias y hasta seudo profesionales que hacen gala de su investidura de abogados sin tener en cuenta que sus títulos fueron pagados por cada uno de los ciudadanos a los cuales ellos hoy insultan y agreden con toda clase de improperios.

Hay una hermosa enseñanza Evangélica que hace referencia al trigo y a la cizaña, en nuestros corazones nacen el trigo y la cizaña, y todos tenemos un poco de cada una, está en nosotros que el trigo sea el que sobreabunde en estos corazones, y escribo esto por los reproches reciben muchos padres sobre su falta autoridad para realizar los operativos, sacando a relucir acontecimientos que nada tienen que ver con lo que plantea padres en la Ruta.

En vez de maldecir la oscuridad...!, ¿por qué no nos proponemos todos encender una luz...?

Todos podemos en nuestras vidas hacer crecer el trigo que Dios sembró en nuestro corazón, aunque también en el hayan cizañas. A los que critican muchas gracias, pero además los invitamos sin rencores ni ironías a que se sumen; que entre todos podremos salvar más vidas de nuestros queridos jóvenes y cambiar culturas que son invasivas y nos destruyen como sociedad.
Que el Buen Dios en el que creo fervientemente los Bendiga y los proteja...!
--o--
Nota relacionada:
--o--

No hay comentarios.:

Publicar un comentario