lunes, 26 de octubre de 2009

¿Qué significa meditar?


por Juan C. Starchevich

Este concepto se ha utilizado en diversas áreas religiosas y en otros tipos de modalidades que ofrecen determinados cursos. Meditar, es una acción muy simple, extremadamente fácil; cualquiera lo puede hacer.

La meditación es siempre trascendental, por ser el hombre un ser trascendente. El hombre que piensa trasciende, crece, evoluciona; solo si incorpora en sí los alimentos adecuados para ello.

Veamos un ejemplo:

Consideremos un animal rumiante, una vaca.
La vaca tiene dos estómagos, uno principal y otro secundario (lo explicaré así con el fin que todos entiendan), y para hacerlo más simple decimos: Cuando la vaca va a pastar (comer pastos), introduce todo ese pasto que ingiere comiendo en el campo, en su estómago secundario y carga todo lo que puede hasta quedar satisfecha. Luego se echa a la sombra de algún árbol, y mientras descansa comienza a traer poco a poco ese pasto de su estómago secundario hacia su boca, lo mastica, lo saborea, y lo va introduciendo en su estómago principal para que su sistema digestivo transforme estos alimentos en carne, leche, cuero, pelos,…, vitaminas, energías, vida.
  • En algunas ocasiones se oye decir en el campo: “la vaca está empastada”, pues al consumir mucho pasto verde la vaca se enferma, se hincha toda, queda tirada en el suelo, y si no se la atiende de inmediato se muere.

  • Existe también una hierba que se llama romerillo, es un veneno para los vacunos, es muy letal. Si la vaca come romerillo se muere.
Solo la alimenta y le dan vida aquellos alimentos adecuados para eso, pero los vacunos no saben distinguir, no se dan cuenta, y cuando están rumiando incorporan todo lo que han cargado en su estómago secundario.

En la acción de rumiar, la vaca saborea con su lengua todo lo que ha obtenido ese día, pero su sabor no distingue como perjudicial al pasto verde que la enferma, ni al romerillo que la mata. No dispone de un elemento que le avise para no incorporar aquello que no le da vida.

Meditación es rumiar, rumiar es meditar

El ser humano es una esponja que absorbe todo lo que ocurre a su alrededor: sonidos, imágenes, sensaciones,… todo lo que a él le llega desde todas las direcciones, absolutamente todo, incluso las cosas desagradables. Todo.

Luego viene el tiempo de rumiar. ¿Cuáles de todas ellas bajás al corazón, para que te alimenten en la vida, tengas alegría y vayas desarrollando el sentido de tu vida?

Hay que ponerse a pensar, pensar con sabiduría para encontrar el sabor de las cosas. Pensar con inteligencia, para descubrir lo que te alimenta, lo que te enferma y lo que te mata. Luego podrás bajar a tu corazón aquello que alimenta, pues una vez incorporado, el corazón hace el resto.

Meditación es solo esto, no es otra cosa, por lo tanto no es necesario hacer grandes cursos para entenderla y practicarla. Es algo tan simple que solo se la realiza pensando en el silencio. Lo único importante es distinguir el pasto verde que te enferma y el romerillo que te mata.

¿Cómo saber si algo es bueno o malo o simplemente no conveniente? Si te quedaste en esta pregunta significa que estás en la oscuridad. Hay que encontrar la luz.

Luz, significa, ver por vos mismo, darte cuenta. Es algo vivencial. ¡Cuidado con esto! No son frases ni definiciones de terceros. La respuesta no está afuera. Solo eres tú, en la luz. Tu interior es tu casa, vos vivís dentro de ella. Los demás solo pueden observar desde afuera.
Si transformas el interior de tu casa en un basurero nauseabundo, los de afuera van a percibir ese olor, aún cuando te esmeres en arreglar y decorar la fachada de tu edificio y lo hagas hermoso a la vista de todos.
Hay que encontrar la luz para poder limpiar y ordenar tu casa. Ponte en contacto con el Creador él tiene todos los planos y es luz. No te confundas, si vas a otra solución te puede pasar como a la vaca.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario